Se acerca una de las pruebas más importantes para los cicloturistas españoles: La QuebrantaHuesos, una prueba larga y dura que durante meses preparan muchos ciclistas españoles, con el objetivo de disfrutar y bajar el tiempo en el crono.

Además del entrenamiento previo, tanto físico como psicológico, la Quebrantahuesos requiere de una correcta planificación nutricional, independientemente del objetivo con que se realice la prueba, ya que sin ella el porcentaje de finalizar con éxito la prueba se verá reducido.

Durante una prueba de fondo como esta, los hidratos de carbono y las grasas son los dos combustibles más importantes. Su contribución depende de las reservas de glucógeno antes de la competición, así como su intensidad y duración de la prueba; además del estado de entrenamiento del deportista.

No debemos descuidar el estado de hidratación ya que una mala gestión de la ingesta podría dar lugar a la pérdida de líquido corporal provocando deshidratación y otros problemas que no debemos experimentar.

Estas son algunas de las consideraciones a tener en cuenta antes de elegir los alimentos y/o suplementos para planificar la prueba: hidratos de Carbono (hasta 90 g/h), Sodio (0,5-0,7 a 0,7-1,1 g/L) y Líquidos (Mínimo 500 ml/h).

En este tipo de pruebas hay que tener en cuenta el perfil de la etapa ya que aspectos como: los cambios de ritmo en un llano o subida, bajadas sinuosas, etc. marcarán un punto clave a la hora de ingerir alimentos y/o suplementos.

 

Es por ello que en la propuesta, aconsejamos tomar geles energéticos en tramos previos a las ascensiones, pudiéndose combinar con bebida rica en Hidratos de carbono y sodio.

Para tramos de bajada o en los avituallamientos sería más recomendable ingerir alimentos sólidos o semisólidos (fruta, barritas, frutas desecadas…) ya que tardan algo más en digerirse y en ese momento es más oportuno. 

Y por último no podemos olvidarnos de hidratarnos con agua durante toda la prueba. Beber cada 15 minutos sorbos de agua, evitará que nos deshidratemos.

Recordad que el día de la prueba no debemos hacer “experimentos” probando alimentos nuevos, hay que ingerir lo que previamente hemos probado y entrenando, ya que la alimentación sobre la bicicleta también se entrena, previniendo así posibles indigestiones.

¡Mucha suerte, y calma en las bajadas!