A través del proceso biomecánico buscamos analizar el posicionamiento sobre la bicicleta con el objetivo de prevenir lesiones y mejorar la posición. Para ello utilizamos técnicas de análisis biomecánico avanzadas apoyadas en tecnología de última generación como el análisis cinemático de Retül en 3D, que nos permite conocer las métricas en tiempo real del deportistas.

El estudio biomecánico engloba a todo tipo de ciclista, desde el ciclista recreacional que dedica uno o dos días semanales a disfrutar del ciclismo hasta el deportista profesional.

Nuestro servicio ofrece la posibilidad de revisión dentro del primer mes de la realización del mismo para aquellos deportistas que lo necesiten realmente por molestias o incapacidad. Hablemos de proceso biomecánico como un servicio prolongado en el tiempo, no como un evento puntual.

Matizamos este término por una simple causa: mejorar la posición no depende únicamente de las métricas, es por ello que tras su estudio asesoramos al deportista del trabajo que debe de realizar post-estudio para adaptarse a los cambios así como las modificaciones técnicas que debe de incorporar progresivamente.

Pasos del estudio